Preguntas Frecuentes

¿Cómo funciona la Quiropráctica?

¿Qué es un Ajuste Quiropráctico?

¿Cuál es la diferencia entre la formación de un Quiromasajista, un Osteópata y un Quiropráctico?

¿Son los ajustes vertebrales Quiroprácticos seguros?

¿Por qué me preguntan sobre todo mi historial médico, hábitos alimentarios/de sueño/tóxicos y aspectos relacionados a mi estado emocional si mi queja es específica y/o ya traigo un diagnóstico médico de mi problema?

¿Qué tienen que ver mis vísceras o el sistema nervioso con mis dolores músculo-esqueléticos?

¿Cuánto dura el tratamiento en Neuroquiro?

 


¿Cómo funciona la Quiropráctica?

La Quiropráctica funciona porque nuestro organismo se auto-sana y auto-regula bajo el control del sistema nervioso.

Millones de instrucciones fluyen desde su cerebro bajando por el cordón espinal y dirigiéndose a todos los órganos y tejidos. Señales que regresan al cerebro confirman si su cuerpo está funcionando correctamente. El movimiento o posición impropia de los huesos de la columna, llamado “subluxación”, interfiere con este intercambio vital al irritar los nervios y puede comprometer la función de los órganos y tejidos afectados. Ajustes espinales específicos pueden ayudar a mejorar la comunicación entre el cerebro y el cuerpo. Esta comunicación es absolutamente necesaria para mantener la Salud.

 

¿Qué es un Ajuste Quiropráctico?

Un ajuste quiropráctico consiste en la aplicación de una fuerza suave y precisa en una dirección específica a una vértebra que ha perdido su movimiento y posición correcta. Hay distintas formas de ajustar la columna, manualmente es la más característica pero también existen gran variedad de instrumentos precisos y camillas con un sistema diseñado especialmente para ello. Todos los ajustes son adaptados a la edad, estado de salud de la columna, tono muscular y tamaño del paciente y conllevan el mismo propósito: corregir las subluxaciones vertebrales.

 

¿Cuál es la diferencia entre la formación de un Quiromasajista, un Osteópata y un Quiropráctico?

El Quiromasaje consiste en técnicas de masajes relajantes o descontracturantes. Puede ser muy agradable, relajante y un buen medio para ayudar a recuperarte tras actividad física intensa. En algunos casos el trabajar sobre una contractura puede ser contraproducente sin un previo diagnóstico funcional, para el que dicho profesional no está cualificado. El quiromasaje no es una titulación universitaria y la formación para obtener el título oscila en la mayor parte de los casos entre 50 y 100 horas sin requerir formación previa. Aunque lo de quiro pueda confundir -quiro significa mano en griego-, no tiene ninguna relación con la Quiropráctica.

La Osteopatía es una profesión sanitaria nacida en Reino Unido de modo contemporáneo a la Quiropráctica, a finales del mil novecientos. Ambas profesiones comparten desde sus orígenes varias similitudes como el no utilizar fármacos ni cirugías para sus tratamientos y el buscar el origen funcional de la patología. En España no existe la Osteopatía como carrera universitaria. El principal problema para el paciente es que bajo un mismo nombre de osteópata encontrará profesionales que hayan realizado una formación universitaria en el extranjero a tiempo completo durante 5 años, otros que hayan realizado un máster o postgrado de osteopatía en una escuela de fisioterapia –cuya duración puede ser de 2 a 5 años normalmente en un fin de semana al mes-, y otros que lamentablemente hayan obtenido el diploma de osteopatía en escuelas sin acreditación universitaria con todas las carencias implícitas en su formación.

En la Quiropráctica no encontramos esa dispersidad en la formación de base ya que todo quiropráctico debe haber realizado un mínimo de 5 años a tiempo completo en un centro universitario para obtener el título de Doctor. Dicha formación debe ser acreditada por el European Council on Chiropractic Education (ECCE) para poder ser miembro de la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ). Para más información sobre la Quiropráctica diríjase al apartado de Quiropráctica en Técnicas Aplicadas.

 

¿Son los ajustes vertebrales Quiroprácticos seguros?

Hay mucho paciente que tiene miedo de que le puedan causar un daño medular con un ajuste cervical. Incluso muchos han oído historias o alguien –incluido algunos profesionales sanitarios con falta de formación al respecto- que les ha dicho que no les toquen la columna.

Bueno, para su tranquilidad debe saber que la Quiropráctica es una profesión súper segura en ese aspecto.

En un artículo publicado en la prestigiosa revista Spine con 19722 y más de 50000 ajustes cervicales se encontraron 0 efectos adversos.

En otro artículo del European Spine Journal del 2008 se hizo un estudio durante 9 años valorando la relación entre infarto vértebro-basilar y cuidados quiroprácticos. La conclusión del mismo fue que no hay mayor riesgo de que este se produzca por un cuidado quiropráctico que por un cuidado médico. De hecho el riesgo es el mismo que al realizar un simple examen sobre el rango de movimiento cervical.

No existe además ningún otro profesional con mayor volumen de horas de formación en biomecánica y técnicas de ajuste de la columna vertebral que un quiropráctico. Tu columna está en buenas manos.

 

¿Por qué me preguntan sobre todo mi historial médico, hábitos alimentarios/de sueño/tóxicos y aspectos relacionados a mi estado emocional si mi queja es específica y/o ya traigo un diagnóstico médico de mi problema?

Las pruebas de imagen como las resonancias o radiografías, analíticas, y el diagnóstico médico nos informan de que daño demostrable en dichas pruebas han tenido ciertos tejidos y nos sirven para descartar patologías severas. La cuestión es que nada de ello nos informa del problema funcional coexistente en la mayoría de pacientes. De hecho, la mayoría de pacientes se recuperan de su sintomatología sin que se objetivice cambio alguno en las pruebas anteriores.

Un buen historial clínico es clave para formular hipótesis y tener un buen diagnóstico diferencial antes de pasar al examen físico. Todas las preguntas que formulamos al paciente nos dan una idea de qué puede estar causando o agravando su problema. No se equivoque, cualquier cosa puede sanar cualquier cosa. Un estrés emocional, desequilibrio bioquímico, problemas de dentales, traumatismos, intervenciones…pueden ser la causa de cualquier problema que usted presente y lo más común es que dónde está el síntoma no está el problema.

 

¿Qué tienen que ver mis vísceras o el sistema nervioso con mis dolores músculo-esqueléticos?

Podríamos hablar largo y tendido sobre ello pero para simplificar vamos a poner dos ejemplos ilustrativos.

Cada nervio espinal inerva diferentes músculos pero también lleva la información sensorial visceral. Una disfunción visceral puede tanto derivar en un dolor referido a distancia, como en una disfunción muscular específica. Dicha disfunción puede ser la causante de su dolor y verse agravada por cualquier acción mecánica pero ello no implica que el problema primario sea mecánico y por ello la corrección estructural no te conllevará mejorías o bien estas no serán duraderas hasta que no se trate el problema visceral.

Diferentes áreas de su sistema nervioso central modulan todos las vías motoras. Por ejemplo, una hipofunción en tu corteza frontal puede derivar en un patrón característico de debilidad de extensores de la extremidad superior y flexores de la extremidad inferior. Disfunción de otras vías pueden conllevar debilidad específicamente en músculos proximales (hombro, caderas). Nuevamente, usted sentirá un dolor de cadera, un dolor lumbar, un dolor en el hombro, un problema inflamatorio articular, vértigo… pero el causante de ello puede ser una disfunción cortical, cerebelar o de otras áreas del encéfalo y para su mejoría le ayudará todo estímulo o corrección nutricional que haga mejorar la función de esa área.

 

¿Cuánto dura el tratamiento en Neuroquiro?

La duración del tratamiento, al igual que su frecuencia, depende de múltiples factores: la cronicidad de su problema, si su problema es sólo funcional o coexisten lesiones degenerativas u otras patologías, el estado de su sistema digestivo, el estado de su sistema inmune, respiratorio, endocrino, límbico (emocional)…Precisamente lo que nos diferencia es que tenemos en cuenta y examinamos la integridad funcional de todos esos sistemas y asesoramos al paciente a cómo mejorar de modo integral su salud.

Si hay problemas metabólicos es lo primero que nos interesa corregir dado que si estimulas el sistema nervioso, y no recibe suficiente oxígeno o nutrientes de modo equilibrado, le haces un flaco favor y en muchos casos sólo vas a empeorar el problema del paciente. Muchas veces la clave no es que hagas cosas de un modo muy distinto a otros profesionales sino los criterios para ello y el orden y cantidad de estimulación.

Dicho esto, la mayoría de nuestros pacientes obtienen mejorías significativas durante el primer mes de tratamiento, que puede suponer de 2 a 8 visitas, siendo lo más habitual 3-4 visitas en ese período. Después de las primeras dos visitas en general tenemos una idea de las expectativas en su caso concreto. Afortunadamente nuestro sistema nervioso es muy plástico pero a su vez esto hace a cada persona única y que nadie pueda realmente determinar su recuperación basado en sus pruebas de imagen, de laboratorio ni el mejor examen clínico. Todo ello por supuesto ayuda a saber qué ocurre con usted pero últimamente hay que ver cómo responde a la estimulación escogida para su caso y variarla o no según su respuesta a ella.

Lo que es más que evidente es que la calidad de su comida, lo que se hidrata, sus hábitos (tabaquismo, ingesta de alcohol, uso de drogas), fármacos, su estrés y su nivel de actividad física van a influir y mucho en su tiempo de recuperación.

Por último, comentar que ningún tratamiento funcional tiene una fecha de finalización si realmente le interesa cuidar su salud. Una vez disminuyan o desaparezcan sus quejas le indicaremos cuál es la mejor frecuencia para seguir mejorando o mantener su estado de salud. En la mayoría de pacientes esto supone una visita mensual, bimensual o trimestral. Según cómo se haya encontrado de visita a visita separaremos o acortaremos ese tiempo.