Testimoniales

Alessandro Ferrara Arbert (22 años, atleta de powerlifting)

Debido a las cargas q pongo y la intensidad del trabajo suelo tener molestias, lesiones o incomodidades que no me dejan disfrutar de mi deporte.
Desde que me visito en Neuroquiro tengo una mejor idea de cómo enfocar mis entrenos y vida diaria para vivir sin esas molestias. Además la visita suele ser personalizada para cada ocasión, cosa que me da mucha confianza y por lo que sigo visitándome regularmente en Neuroquiro.
¡¡Totalmente recomendable!!

Alessandro Ferrara Arbert (22 años, atleta de powerlifting)
Víctor Pérez Galdavini

Jordi Gutierrez es una gran persona y un extraordinario profesional. Es muy grato conocerlo y haber tenido la posibilidad de trabajar con él en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veraruz 2014.

Víctor Pérez Galdavini
Dr. Javier Ochoa Ojeda

Tuve la suerte de ser tratado por Jordi. Tiene unas manos y un cerebro privilegiados.

Dr. Javier Ochoa OjedaLicenciado en medicina y cirugía. Especialista en acupuntura y homeopatía. Osteopata.
SVR

Dos veces he ido lesionado, encarcarado y dolorido. Al salir de la consulta, he tenido una mejora brutal. Totalmente recomendable. Muchas gracias.

SVR
Yura Alvis (38 años)

Jordi es un gran profesional. Desde mi accidente y mi lesión cervical es el único me ha ayudado a que no vaya a más. Me da confíanza y no es el típico médico que receta química, sino productos naturales. Gracias a su ayuda puedo seguir haciendo deporte.

Yura Alvis (38 años)
Pilar Gómez-Calcerrada (50 años, consultura de innovación)

Hace 5 años sufría mucho de lumbalgias. Continuamente tenía ataques de ciática debido a un trabajo de oficina de muchas horas, mucho estrés, poco deporte y tres hijas. Un día un amigo que convenció para que fuera a una nueva clínica quiropráctica que acababa de abrir un compañero suyo. Nunca me había gustado que me tocaran la espalda. Siempre había sido mi punto débil y ni me gustaban los masajes relajantes. Me atreví a ir porque me encontraba muy mal. La primera impresión me dio mucho miedo, no entendía lo que pasaba y cómo Jordi podía detectar dónde había problemas en mi cuerpo sólo con pasar la mano por encima. Poco a poco fui relajándome y tener la confianza suficiente para dejarle hacer su magia sin tensarme. A partir de ese momento es la única cita periódica a la que no falto, porque sé que mi cuerpo necesita que lo recompongan de vez en cuando.
Hace dos años tuve un problema en el sistema nervioso, llamado síndrome de Sudeck , está considerada una enfermedad rara del sistema nervioso después de un pequeño trauma y que me inmovilizó dos dedos de la mano izquierda con dolor permanente. Los traumatólogos me enviaron a una rehabilitación normal, y si no hubiera sido por Jordi hubiera perdido la movilidad total de los dedos; ya que el dolor que me producía la rehabilitación agudizaba el síndrome; también llamado Síndrome del Dolor Regional Complejo  (SDR).  Durante meses Jordi trató el síndrome como un problema neuronal, no traumatológico y consiguió normalizar el sistema nervioso a base de diferentes vitaminas y componentes naturales como la cúrcuma y el Omega 3.
En estos cinco años, nos hemos visitado con él toda la familia: mi marido de forma periódica porque padecía mucho de las cervicales  y mis hijas con diferentes dolencias como esguinces, contracturas e incluso nódulos en las cuerdas vocales.
Nosotros hace años que dejamos de ir a visitar a médicos, cuando creemos que algo puede ser del ámbito de conocimiento de Jordi y yo he dejado de tomar ibuprofenos de forma continuada.
Para nosotros Jordi y Marianna ya forman parte de nuestra vida

Pilar Gómez-Calcerrada (50 años, consultura de innovación)