Asesoramiento nutricional

Ofrecemos terapia nutricional más asesoramiento físico-deportivo -tanto si existe un objetivo deportivo concreto a la vista, como si no- con el objetivo de empoderar a nuestros pacientes con respecto a sus necesidades nutricionales, mentales-emocionales y físicas.

En concreto: acompañamos a la persona durante 1 mes y medio -o algo más, si procede- para que, principalmente, descubra por sí misma qué alimentos le sientan bien y cuáles no, y al mismo tiempo active su metabolismo de las grasas -y, por consiguiente, mejore su sistema aeróbico; es decir, su capacidad de generar una energía mucho más estable y duradera-.

Durante el proceso, logramos regular y mejorar múltiples marcadores de salud, además de normalizar los niveles hormonales de cortisol, insulina, estrógenos e histamina -demasiado elevados en la mayor parte de la población-, por lo que acabamos reequilibrando el organismo y recuperando la energía vital primaria.

El resultado es que la persona acaba alimentándose con alimentos de verdad por gusto y por propia convicción -y no por limitarse a aplicar ningún tipo de dogmatismo, filosofía ni dieta de moda-. Nuestros pacientes acaban alimentándose de la manera más saludable y óptima posible para sus necesidades individuales, ya quieran llevar una vida contemplativa o competir deportivamente al máximo nivel. Y es que nuestro proceso permite a los deportistas construir y/o mejorar su base aeróbica y, por tanto, su capacidad de resistencia gracias a que, en paralelo, entrenan el cuerpo para que use la grasa como combustible principal, lo cual contribuye a aumentar la capacidad mitocondrial de las fibras musculares aeróbicas.

En definitiva: ofrecemos un proceso de seis semanas de “desaprendizaje” y aprendizaje de lo más intenso y totalmente vivencial. Y, por tanto, completamente individualizado. Un proceso que constituye, sin lugar a dudas, un verdadero viaje de autodescubrimiento.

¿Cómo se estructura nuestro proceso?

  • Un primer pack con la “terapia de choque” de nuestro proceso, que incluye:Una primera visita (presencial o virtual), donde tú nos presentas tu caso y tus objetivos al detalle, y nosotros te damos ya un primer “esbozo” del proceso y de nuestra forma de trabajar.
  • Cuestionarios para poder evaluar al detalle tu condición física, mental y emocional actual.
  • Informes preliminares en base a las respuestas a los cuestionarios.
  • Documentación detallada para realizar el test nutricional de 14 días.
  • Test de 14 días con supervisión diaria vía WhatsApp o email o llamada.
  • Visita post-test para pautar los siguientes pasos a seguir.
  • Aplicación del método Maffetone en el momento más oportuno del proceso (dependiendo del perfil del paciente)

A partir de ahí, ofrecemos 4 semanas de seguimiento a través de 1 Skype semanal para ir profundizando (nutricional y deportivamente) en las pautas alimentarias y de ejercicio físico de nuestro cliente, teniendo en cuenta sus objetivos, condición física y circunstancias vitales actuales. Este mes es clave para que el cliente asimile bien lo experimentado en la primera fase y pueda sacar sus propias conclusiones con respecto a la mejor manera de cuidarse.