Neurología Funcional

 

El DACNB, del inglés Diplomate of American Chiropractic Neurology Board, es la titulación de carácter internacional que te acredita como especialista en Neurología Funcional o Quiropráctico Neurólogo.

Para obtener el DACNB debes tener una titulación de Doctor en Quiropráctica o Doctor en Medicina, realizar un mínimo de 300 horas de formación de postgrado en neurología funcional y aprobar un extenso examen teórico y práctico.

El Dr. Jordi Gutiérrez ha sido el primer español en conseguir dicha titulación. Además de ser profesor titular de neurología y neuro-ortopedia en el Barcelona College of Chiropractic, colabora impartiendo cursos de neurología funcional con Brain & Neuroplasticity.

Un especialista en neurología funcional realiza una consulta de un modo similar a un médico neurólogo. La diferencia es que las terapias o aplicaciones de un neurólogo funcional no incluyen fármacos ni cirugías.

Hay muchas patologías que, una vez diagnosticadas, no tienen tratamiento médico convencional o el existente no es muy efectivo. Ahí es donde entramos nosotros.

La mayoría de personas padecen trastornos por la pérdida de un equilibrio funcional; no tienen ninguna patología identificada como tal. La medicina convencional sólo tiene  medios para tratar patología. No estan entrenados para reconocer ni tratar un trastorno funcional. Por ello, en estos casos, acaban utilizando medicaciones para controlar los síntomas sin enfocar la causa de ellos.

Específicamente un neurólogo funcional visita pacientes con variedad de trastornos motores, cefaleas, vértigos, tinnitus, TDA/TDAH, autismo, trastornos de sensibilidad, distonías, disfunciones post-ictales -tras infarto cerebral-, radiculopatías, síndromes de atrapamientos nerviosos, etc.

Los neurólogos funcionales pueden proveer tratamientos y consejos cuando hay un dilema diagnóstico o duda en cuanto al cuidado adecuado.